¿Cómo mantener nuestro aire acondicionado?

Con la llegada del verano el aire acondicionado se convierte en nuestro mejor aliado. Es un placer llegar a casa, encender el aire y calmar el sofocante calor que traemos de la calle.

Pero para que siempre disfrutemos del aire acondicionado al 100% y a pleno rendimiento, sin inesperadas averías y altas facturas, debemos tener en cuenta algunos consejos y cuidados, y así mantenerlo correctamente y conseguir un funcionamiento perfecto.

¿Cómo mantener nuestro aire acondicionado?

Desde M. J. Suazo os damos algunas claves para conseguir sacarle el máximo partido a nuestro aparato y hacer que funcione siempre, como el primer día:

  • Una de las cosas más importantes a tener en cuenta, son los filtros. La limpieza de los filtros es fundamental e imprescindible para el buen estado de nuestro aire acondicionado. Los filtros absorben todas las partículas de polvo del aire de la habitación, por lo que éste se va acumulando dentro de nuestro aire, y una vez lleno, disminuye la capacidad de enfriamiento y el aire deja de ser fluido. Esto conlleva a un mayor gasto sin un correcto funcionamiento. Para evitarlo, se recomienda limpiar los filtro cada 6 meses aproximadamente. Los podremos limpiar con agua y jabón y esperar que estén secos antes de colocarlos. Los aparatos más modernos ya cuentan con una función de limpieza automática, por lo que asegura el buen funcionamiento del aire, en ese aspecto.

¿Cómo mantener nuestro aire acondicionado?

  • Otro aspecto esencial es la carga refrigerante. Debemos revisar que nuestro aparato no tenga ninguna fuga de aire, esto haría que no obtuviésemos todo el aire que estamos consumiendo. Su correcto mantenimiento, evitando fugas, alargará la vida útil de nuestro aparato. La supervisión de posibles fugas, siempre debe ser llevada a cabo por un profesional, especialista en este tipo de trabajos.

¿Cómo mantener nuestro aire acondicionado?

  • Cuando utilizamos el aire, para que podamos disfrutar de ese fresquito, se produce un proceso de evaporación que hace que dentro del sistema se vayan acumulando unas gotas de agua. Si no limpiamos esas gota del desagüe, provocará malos olores o una acumulación de agua sucia, que de no retirarse puede producir averías. Por eso debemos desaguarlo cada cierto tiempo.
  • Hay que revisar también la unidad exterior de nuestro aparato, ya que ésta suele estar situada al exterior y es más probable que no se encuentre en óptima condiciones. Debemos limpiar regularmente el polvo y la suciedad que se incrusta y reducen el rendimiento de los dispositivos interiores y aumenta el consumo eléctrico, además de ser un foco de infección y causa de averías.

¿Cómo mantener nuestro aire acondicionado?

Teniendo en cuenta y llevando a cabo estos consejos conseguiremos que nuestro aire acondicionado rinda al 100% y nosotros disfrutemos de su función. Si por el contrario, tu aparato no funciona correctamente o crees que puede tener una avería, ponte en contacto con nosotros, nuestro servicio técnico estará encantado de solucionar el problema.

¿Cómo ahorrar con el aire acondicionado?

Comienza el buen tiempo y con él, los días soleados y calurosos.

Un año más, desde M. J. Suazo queremos que disfrutes del verano al máximo, usando tu aire acondicionado en casa, para evitar sufrir esos desagradables golpes de calor y evitando también pagar de más en tu factura de la luz. Para que podamos conseguirlo, os dejamos unos consejos y así mejorar la eficiencia de tu aire acondicionado y reducir el coste energético.

  1. En primer lugar debemos comprar un aire acondicionado de bajo consumo. Los aires acondicionados vienen clasificados en A, B y C. Los que están clasificados con la letra A son de bajo consumo y podrás ahorrar hasta un 40% del consumo de energía.
  1. Es aconsejable que revisemos nuestro aparato y que éste tenga termostato y lectura numérica, ya que si no lo controlamos y se varía en un grado, esto supone una subida de hasta un 8% el consumo de energía.
  1. Instala el equipo en el lugar correcto, lo más alejado posible del sol directo y de electrodomésticos que generen calor. Si por el contrario lo coloca en un lugar donde el sol le esté dando constantemente, le costará más funcionar y consumirá más electricidad.
  1. Otro aspecto importante es revisar la potencia que tenemos contratada. La mayor parte de los hogares tienen contratada un potencia por encima de la necesaria lo que incide directamente en el gasto de la factura.

  1. Acondiciona tu vivienda. Si decides hacer una reforma en casa o vas a construirla de cero, puedes plantearte utilizar ciertos elementos que existen a día de hoy y que además de aportar decoración, impiden el paso del aire y de la luz solar. Utilizando las persianas y las cortinas evitamos que la casa se caliente y conseguimos mantener el fresquito dentro. Los espacios en penumbra consiguen que el aire acondicionado funcione a la perfección, además de conseguir mantener el frío por más tiempo. Las pinturas de las paredes tienen una gran importancia en este tema, ya que las paredes de colores oscuros impide reflejar la luz, sin embargo los colores claros evitan calentar la casa, por lo que es algo que también debemos tener en cuenta.
  1. Pon el aparato a temperatura media. Lo ideal es poner el aire acondicionado a 21º grados, y estar en casa con ropa fresca. De esta forma, estaremos fresquitos y además de ahorrar energía, seremos más sostenibles y cuidaremos el medioambiente.

  1. Muchas personas cometen el error de colocar la temperatura baja para que el aire enfríe rápidamente, pero de este modo lo que se consigue es un gasto excesivo y consumo de electricidad. Cada grado menos de temperatura aumenta el consumo un 8% en la factura.
  1. Si nuestro aparato tiene la opción modo Eco, debemos instalarla, ya reduce el consumo un 30% y hace su función de enfriar del mismo modo. Es importante mirar también por nuestro bolsillo.
  1. Cuando el aire acondicionado este en funcionamiento, evita abrir puertas y ventanas innecesariamente, si lo hacemos, perderemos el frío que hemos conseguido, por lo que deberemos volver a enfriar de nuevo la habitación.
  1. Evita poner el aire acondicionado por la noche, generalmente no es necesario, ya que de noche siempre suele refrescar. Abre las ventanas para que haga corriente y entre viento, de este modo reducirás muchas horas de consumo.
  1. Si te vas de casa, apaga el equipo un rato antes de salir, el fresco seguirá en la habitación durante diez minutos o un cuarto de hora, así aprovecharás el fresquito aún estando allí. Si lo apagamos inmediatamente antes de salir, se habrá desaprovechado ese tiempo y se habrá gastado energía de forma poco eficiente.
  1. Antes de la llegada del calor, se debe realizar un mantenimiento del equipo del aire acondicionado y renovar los filtros. Así, el aparato consumirá menos y tendrá más tiempo de vida útil. De esta forma funcionará a la perfección y no nos veremos en un aprieto, cuando lo necesitemos y no funcione.

Con estos consejos, desde M. J. Suazo esperamos haberos ayudado a conocer mejor el funcionamiento y utilización de vuestro aire acondicionado. De este modo, el ahorro y la funcionalidad del aparato siempre será óptima.

Si necesitas revisar tu aire o hacerte con uno nuevo, en M. J. Suazo estaremos encantados de asesorarte, tanto con el servicio técnico, como con la elección de tu nuevo aire acondicionado.

Elige tu aire acondicionado perfecto

Si aun no tienes aire acondicionado en casa, quizás estés pensando en instalar uno, pero ¿qué aparato de aire acondicionado se adapta mejor a tus necesidades? En Mj Suazo te damos una serie de consejos que te podrán ayudar en tu elección. El primer paso es conocer las distintas opciones que ofrece el mercado y tener en cuenta una serie de factores relacionados con el consumo de energía y su eficacia.

Lo primero de todo es tener claro en qué estancias vamos a utilizarlo y cuáles son sus condiciones. Los datos sobre el lugar nos indicarán la potencia necesaria y el tipo de dispositivo.

Como ya sabéis, la capacidad de refrigerar de un equipo de aire acondicionado se mide por frigorías. Cuantas más frigorías necesites, más potencia requerirá también la unidad climatizadora. Necesitarás unas 100 frigorías por cada metro cuadrado que quieras enfriar. Una habitación estándar tiene unos 20 metros cuadrados, lo que equivale a 2.500 frigorías.

En cuanto a los tipos de dispositivos que podemos encontrar diferenciamos:

Equipo compacto individual:

Es un equipo de descarga indirecta, mediante red de conductos y emisión de aire a través de rejillas en pared o difusores en techo. Generalmente se instala un equipo para todo el conjunto de una vivienda o local. El control es individual por equipo, y se realiza de acuerdo con las condiciones de confort de la habitación más representativa (por ejemplo, en una vivienda, la sala de estar). El equipo necesita una toma de aire exterior. Se puede colocar en un falso techo o en un armario, existiendo modelos horizontales y verticales.

Elige-tu-aire-acondicionado-perfecto

Tipo consola o de pared:

Es un equipo unitario, compacto y de descarga directa. Normalmente se coloca uno por habitación, si el local es de gran superficie, se colocan varios según las necesidades. La instalación se realiza en ventana o muro. La sección exterior requiere de toma de aire y expulsión a través del huevo practicado. La dimensión del hueco ha de ajustarse a las dimensiones del aparato.

Elige-tu-aire-acondicionado-perfecto

Acondicionador portátil:

es un equipo unitario, compacto o partido, de descarga directa y transportable de una habitación a otra. Solo requiere para su instalación, una sencilla abertura en el marco o cristal de la ventana o balcón. Resuelve de forma adecuada las necesidades mínimas de acondicionamiento en habitaciones de viviendas.

Equipos partidos (Split o multi Split):

Son equipos unitarios de descarga directa. Se diferencian de los compactos en que la unidad formada por el compresor y el condensador va al exterior, mientras que la unidad evaporadora se instala en el interior. Ambas unidades se conectan mediante las líneas de refrigerante. Con una sola unidad exterior, se puede instalar una unidad interior (sistema split) o varias unidades interiores (sistema multi-split). Las unidades interiores pueden ser de tipo mural, de techo y consolas, y todas ellas disponen de control independiente.

Elige-tu-aire-acondicionado-perfecto

Además, a la hora de elegir el equipo de aire acondicionado ideal es importante fijarse en que tenga una buena clasificación energética, lo que viene indicado en la etiqueta energética del equipo en forma de letra: desde la A (++) más eficiente a la G menos eficiente. La clasificación energética A++ puede suponer ahorros de energía de hasta un 30% ya que estos modelos incorporan funcionalidades enfocadas al ahorro de energía.

clasificación-energética

 

También debemos prestar atención al SEER, que indica el nivel de rendimiento en modo refrigeración en los aparatos de frío y bombas de calor de tipo reversible (con función aire acondicionado/calefacción). Cuanto más alto sea este valor, menor será el consumo.

Como último dato es importante que el aparato que escojamos tenga una serie de características, sobre todo, las enfocadas al ahorro de energía. Cuando no hace tanto calor o para conciliar el sueño no es necesario tener la misma temperatura que por el día y estos modos de funcionamiento ayudan a reducir el consumo energético del equipo. Una característica del equipo a tener en cuenta, más que por su eficiencia o potencial de ahorro por el confort que proporciona, es que el equipo de aire acondicionado sea silencioso, o lo más silencioso posible, ya que algunos equipos pueden resultar molestos por su nivel de ruido. Opta por un equipo que no supere los 40 db de ruido.

Recomendaciones para el buen uso del aire acondicionado

Ahora que estamos en plena temporada de calor es importante que le des el uso adecuado a tu aire acondicionado para ahorrar energía y cuidar el ambiente. Siguiendo estos pequeños consejos conseguirás una temperatura ideal y un ahorro importante:

1. Regula el termostato del aire acondicionado a 25ºC. Cada grado que disminuya la temperatura, aumentará el consumo de energía en un 8 por ciento, pero no el confort. Además, las dolencias pulmonares y de garganta por la adaptación a ambientes muy contrastantes de temperatura disminuirán con una correcta temperatura.

25 grados aire acondicionado

2. El mayor confort al dormir se logra con tener la temperatura entre los 21 y los 23ºC, aunque si el cuarto es de niños o personas mayores, necesitarán un poco más.

noche aire acondicionado

3. Procura tener la casa con el menor número de luces encendidas durante el día. Evitarás el uso prolongado del aire acondicionado.

Luces-para-cada-estancia-de-la-casa

4. Evita que los electrodomésticos que generan calor se encuentren en las habitaciones refrigeradas.

cocina

5. Apaga el aire acondicionado minutos antes de irte a la cama, la sensación térmica perdurará durante un tiempo y no consumirás energía de más. Por la mañana no lo enciendas de inmediato, hazlo cuando la casa esté ventilada.

habitacion aire

6. Cuando la temperatura incremente, cierra las ventanas expuestas a la luz solar directa, con persianas o contraventanas. Ahorrarás hasta un 30% de energía y conseguirás un ambiente agradable en menos tiempo.

cerrar-persiana

7. No dejes las puertas y ventanas abiertas si el aparato está trabajando pues el consumo será mayor.

ventana abierta

8. Cerciórate de que las entradas y salidas de aire, así como los filtros del aparato no están obstruidas, mantenlas limpias y libres de pelusa.

Limpieza-de-aire-acondicionado

Con estos consejos no solo alargarás la vida de tu aparato sino que ahorrarás con tu aire acondicionado.

Fallos más comunes del aire acondicionado

Los errores más comunes del aire acondicionado son:

Mi aire acondicionado pierde agua por el split o la unidad interior: Puede haber más de un motivo para esto, uno de ellos puede ser la acumulación de sedimentos en la bandeja provocando el atasco del desagüe. Otro motivo puede ser si tu aparato desagua en un bidón, el tubo no debe avanzar mucho en el interior y cuando el agua cubre la boca puede provocar desbordamiento. A veces la falta de refrigerante en el circuito condensa fuera de la bandeja provocando el mismo problema. Si no sabe muy bien cuál puede ser el motivo, lo mejor es que llame al técnico.

Mi aire acondicionado no enfría bien: Con este síntoma es muy probable que le falte refrigerante al circuito. Es aconsejable llamar al técnico para que localice la fuga y posteriormente realice la carga del refrigerante.

Suena un fuerte ruido al conectar mi aire acondicionado: Lo único que puede motivar ese ruido es el ventilador que puede tener mal los cojinetes que a su vez provocan el roce de la turbina. Es aconsejable llamar al técnico para que lo solucione cuanto antes.

 Mi aire acondicionado cuando lo conecto parpadean las luces y no funciona: Consulte en el manual el número de parpadeos de las luces por si le está indicando una posible avería.

Cuando conecto mi aire no hace nada: Compruebe que las pilas del mando a distancia estén con carga y proceda a cambiarlas. Si sigue el problema, compruebe que el circuito que alimenta el aire esté conectado y con corriente, si continúa sin hacer nada, levante la tapa y en el lado derecho encontrarás un pulsador para funcionamiento manual. Si persiste llame al técnico.

Hay que tener en cuenta que para trabajar con este tipo de equipos es necesario que poseer un certificado acreditativo de la competencia para la manipulación de éstos.

En M. J. Suazo López poseemos el Certificado como empresa instaladora, mantenedora o reparadora de aparatos fijos de refrigeración, aire acondicionado y bomba de calor según el reglamento de la CE 842/2006, reglamento (CE) NO 303/2008 y Real Decreto 795/2010.

No te la juegues, trabaja con profesionales y exige el Certificado.