Ahorrar con tu vitrocerámica

La vitrocerámica se ha convertido en uno de los electrodomésticos más usados en nuestro hogar, y teniendo el cuenta el precio de la electricidad actualmente, ¿qué te parece si te damos algunos trucos para ahorrar cocinando con tu vitrocerámica?shutterstock_420628237

1. Intenta mantener puestas las tapas en las ollas y cacerolas para mantener el calor dentro. Cuando no puedas porque necesites que el calor se evapore, intenta dejar lo máximo cubierto por la tapa para cocinar más rápido.

2. Cocina las legumbres en la olla exprés. Suelen necesitar mas tiempo de cocción y es por ello que gracias al uso de la olla exprés podrás reducir el tiempo de encendido de la vitrocerámica.

3. Usa ollas y sartenes con el mismo diámetro que los “fuegos” de tu vitrocerámica, El calor se repartirá eficientemente y no desaprovecharás energía (y dinero).

4. Manten siempre la vitrocerámica limpia. Si tiene una capa de restos de residuos, calentará primero éstos, y no irá a la olla o sartén. Por ello siempre recomendamos limpiarla después de cada uso con productos específicos para su vitroerámica.

5. Si tu vitrocerámica es de inducción, usa ollas y sartenes específicas para este tipo de vitrocerámicas. Además de ser peligroso, puede dañar aquellos elementos que uses y que no estén preparados para la inducción.

6. Para hervir agua, a falta de hervidor, es mejor usar un cazo pequeño y tapado que una olla grande. Hay más cantidad de agua y superficie por donde se dispersa el calor.

7. Usa el calor residual de la vitrocerámica. Si has cocinado y tienes que terminar de darle “ese punto” al arroz o a la pasta, apaga el fuego  minutos antes de servirlo y obtendrás platos de estrella michelín.

Esperamos que os resulten útiles estos consejos en el uso de vitrocerámicas, y si tenéis dudas o necesitáis una reparación, ¡estamos aquí para resolverlas! 😀

One thought on “Ahorrar con tu vitrocerámica

Comments are closed.