5 mentiras sobre del ahorro energético en casa

¿Cuantas leyendas urbanas sobre el ahorro energético conoces? Seguro que más de una y en Servicio Técnico M. J. Suazo, te vamos a destapar unas cuantas mentiras.

Son muchos los falsos mitos que nos están haciendo perder dinero y es que el gasto energético es uno de los mayores desembolsos que deben hacer las familias a la hora de pagar las facturas del hogar. Algunos pueden tener dudas de si dejar las luces fluorescentes, tan típicas de las cocinas, encendidas o apagadas o si es mejor fregar a mano o con un lavaplatos. Si quieres ahorrar acaba con los mitos.

1. Dejar el fluorescente encendido es mejor que apagar y encender 
FALSO. Seguramente sea uno de las mentiras más extendidas, por mucho que nos empeñemos en pensar que dejar la luz encendida consume más que apagarla y encenderla cada vez que entramos en una habitación, y aunque en el caso de las lámparas fluorescentes exista una sobrecarga de energía al encenderse, el consumo es menor que dejándola encendida. El mayor problema de las fluorescentes es que al encender y apagar muchas veces la luz se reduce su vida útil, algo que no pasa con las bombillas de led.

El consumo con la iluminación de una bombilla LED, se caracteriza porque dura mucho y consume muy poco. De hecho, se estima que tienen una duración aproximada de 70.000 horas, por lo que pueden llegar a durar hasta 50 años. Su precio es más elevado, ¡pero se compensa con creces! El precio medio de una bombilla LED para el consumo de luz en el hogar es de 7 euros, pudiendo variar según nuestras necesidades, mientras que el precio de las bombillas de bajo consumo medio está en los 3,5€.

Bombilla encendida

Dejar encendida la luz de casa supone un alto gasto energético y un gran coste.

2. Los aparatos eléctricos en “Stand By” apenas consumen
FALSO. El gasto real de los electrodomésticos en stand by o en suspensión es bastante considerable si calculamos el consumo energético que supone anualmente. Los aparatos eléctricos que solemos tener en casa, como televisores, equipos de audio, vídeos u ordenadores encendidos cuando nadie los esté usando son un gasto de energía. A este consumo se le considera energía de desperdicio ya que al permanecer el aparato conectado al circuito de alimentación eléctrica continúa consumiendo. Si quieres ahorrar, mejor aprieta el botón. Además, los ordenadores no consumen más al encenderse que en stand by, otro mito muy extendido. Tampoco te olvides de que las regletas, los cargadores de móviles, etc. si están conectados también consumen energía.

Manda a distancia

Las aparatos en suspensión siguen consumiendo energía.

 

3. Fregar los platos a mano consume menos

FALSO. Otra leyenda con la que tenemos que acabar es pensar que lavando a mano gastamos menos energía que usando el lavaplatos. Si hacemos un buen uso del lavavajillas, consumiremos menos. Desde M. J. Suazo te aconsejamos lavar solo cuando el lavaplatos esté lleno, no aclarar los platos antes de lavarlos o utilizar un programa diario.

Hombre fregando platos

Fregar a mano consume más agua que el lavavajillas.

 

4. Para lavar la ropa es mejor usar mucho jabón

FALSO. Es un error muy común a la hora de hacer un uso correcto de la lavadora. La cantidad de jabón debe ser la justa, porque si utilizamos mucho deberá hacer un aclarado más intenso y la ropa puede quedar con manchas blancas por el detergente. Además estarás tirando parte de tu dinero, y todos sabemos lo que cuesta un bote de detergente.

Encender lavadora

Poner la lavadora al máximo de carga nos permitirá ahorrar

 

5. En verano se consume menos luz

FALSO. Con la llegada de los aires acondicionados el consumo energético en los hogares se ha disparado en verano y en algunos casos se supera al consumo de invierno. Haz un buen uso del aire acondicionado, para ello mantén la temperatura constante entre los 24 y 26º y nunca una diferencia con el exterior superior a los 12º. Si eres de los que usan ventilador, recuerda que no sirve de nada dejarlo encendido cuando no estés porque este no enfría la estancia.

Aire acondicionado

El aire acondicionado siempre entre 24 y 26 grados centigrados.

 

Si conocéis algún mito más sobre el ahorro energético no dudes de compartirlo en nuestro Facebook.