¿Conoces las ventajas del termo eléctrico?

Una de las grandes dudas de todos nuestros clientes a la hora de elegir un termo para su hogar, es decidir si escoger uno de gas o uno eléctrico. Estas dudas suelen venir por el desconocimiento o por el miedo a pagar demasiado.

Desde M. J. Suazo hoy os queremos contar las ventajas y beneficios de tener un termo eléctrico y así ayudaros a conocer un poco más el producto y resolver, así, algunas de las dudas más frecuentes a la hora de tomar una decisión.

Los termos eléctricos tienen un tanque de agua con diferentes capacidades, el agua se calienta y mantiene la temperatura deseada. Cuando el agua caliente se acaba, se renueva, pero con agua fría, y habría que esperar un tiempo, dependiendo de la capacidad en litros, a que se calentase de nuevo.

Ventajas termo eléctrico

El termo eléctrico tiene múltiples ventajas, os enumeraremos algunas de las más beneficiosas o considerables para tomar la decisión de hacernos con uno de ellos.

Ventajas:

  • Instalación: la instalación de los termos eléctricos no precisa de instalación de gas, por lo que se evita las revisiones periódicas de seguridad
  • El punto anterior implica además, mayor seguridad, ya que no se corren los mismos riesgos que con una instalación de gas
  • Al no necesitar una instalación de gas, tampoco es necesario cambiar bombonas, algo bastante tedioso y que siempre cuesta hacer

Ventajas termo eléctrico

  • El agua tarda muy poco en salir a la temperatura deseada y además, mantiene de forma constante su temperatura
  • No tiene estrictas regulaciones de seguridad, por lo que su instalación es muy sencilla y puede instalarse en infinidad de sitios
  • No tiene problemas de presión, ya que funciona con cualquier caudal, por lo que regular la temperatura de los grifos es más sencillo

Ventajas termo eléctrico

Estas son las ventajas más destacables y que se deben tener en cuenta, o al menos conocer, cuando queremos adquirir un termo eléctrico.

Sin embargo son 3 los beneficios que tienen más en consideración las personas que finalmente se decantan por un termo eléctrico son los siguientes:

  • La capacidad del depósito. Esto es muy importante para las familias, ya que depende de los miembros que la componen, elegirán una capacidad u otra. Los termos eléctricos calientan el agua del depósito mediante una resistencia. No se calienta de forma instantánea, por lo que debemos calcular la capacidad que necesitamos par no quedarnos sin agua caliente y tener que esperar. Hay que tener en cuanta que cada persona consume aproximadamente 30 litros, por lo que si no se llena la bañera, para dos personas un termo eléctrico con capacidad de 60 litros será suficiente y así, sumando 30 litros por cada miembros más.

Ventajas termo eléctrico

  • Por último y no menos importante, el lugar de instalación. Cuando optamos por colocar un termo eléctrico debemos tener en cuenta el espacio del que disponemos y medirlo, para saber el tamaño máximo del termo que podemos instalar. También es imprescindible que exista un enchufe cerca y tuberías de agua fría y caliente. Además, el lugar donde se va a colocar debe ser resistente para que pueda aguantar el peso del termo y del agua.

Desde M. J. Suazo os recomendamos que tengáis en cuenta todas estas ventajas y beneficios y qué, conociendo esta información podáis tomar la mejor decisión a la hora de escoger un termo eléctrico, y poder disfrutar plenamente de todas sus características.

Averías más comunes del termo eléctrico

Continuando en la línea de información sobre los termos eléctricos, hoy os vamos a hablar sobre las principales averías de los mismos:

reparación termo

Una de las más comunes es la derivación de la resistencia que provoca que salte el diferencial. Este problema puede deberse a una perforación en el portavaina, que a su vez ocasiona que el agua se filtre a la resistencia. En estos casos, la única solución es cambiar el portavaina por otro nuevo.

portavaina termo eléctrico

La acumulación de cal es otro de los problemas más comunes y graves que puede sufrir nuestro termo eléctrico. Este problema impide que se realice el cambio de temperatura directamente sobre el agua, ya que dicho cambio recae sobre la cal acumulada. Este recalentamiento hace que salte el termostato de seguridad instalado en el termo. Para evitar este problema, hay que estar muy pendiente de que no se acumule un exceso de cal en el interior de nuestro termo a través de revisiones periódicas (un par de ellas al año).

cal termo eléctrico

En caso de que el problema sea ya inevitable y nuestro termo eléctrico presente demasiada cal, no tendremos más remedio que cambiar la resistencia y/o el portavaina, dependiendo de la gravedad de la situación.

termostato de seguridad termo eléctrico

En cualquier caso, no todo son malas noticias: el termostato de seguridad es rearmable manualmente.

Para cualquier consulta o si tu termo sufre alguna de estas averías, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos más que dispuestos a ayudarte.